El 92% de los conductores no sabe cambiar una rueda pinchada

  • Published in

El 92% de los conductores no sabe cambiar una rueda pinchada, según Norauto. Con los miles de desplazamientos que se producen estos días con motivo de la operación retorno de verano, puede que muchos conductores se tengan que ver obligados a cambiar una rueda en carretera por un pinchazo o reventón. La citada cadena de mantenimiento y equipamiento integral del automóvil ofrece10 consejos para ayudar a los conductores a realizar esta tarea por ellos mismos y con total seguridad.

Es importante cambiar el neumático ante el menor síntoma de mal funcionamiento. Circular, por ejemplo, con la rueda pinchada durante varios kilómetros puede dañar el neumático e incluso la llanta. Desde la compañía señalan que, ante cualquier síntoma de defecto en las ruedas, lo recomendable es mantener la calma y el control sobre el vehículo, estacionar el coche en un lugar seguro donde poder comprobar los daños y cambiar la rueda con seguridad.

Para cambiar una rueda se necesita lo siguiente: chaleco reflectante, triángulos, rueda de repuesto, gato, llave y tornillo antirrobo.

El cambio en 10 pasos:
1-Detenga el vehículo en un lugar seguro.
2-Utilice el chaleco y coloque los triángulos a 50 metros del vehículo (unos 100 pasos). Deben ser visibles a 100 metros. Saque todo lo que vaya a necesitar.
3-Afloje las tuercas y utilice el tornillo antirrobo, en caso de que sea necesario. Si tiene tapacubos o embellecedor, puede necesitar un útil y habrá que retirarlo previamente.
4-Coloque el gato en el sitio apropiado. El manual del fabricante indica el lugar más apropiado para colocar el gato.
5-Levante el vehículo hasta que la rueda pinchada no toque el suelo.
6-Quite todos los tornillos y saque la rueda.
7-Coloque la rueda de repuesto.
8-Ponga los tornillos y apriételos con la mano.
9-Baje el vehículo con el gato hasta que la rueda de repuesto toque suelo.
10-Apriete los tornillos en su totalidad con la llave.

Una vez se ha colocado la rueda correctamente, hay que comprobar la presión del neumático de repuesto. Desde Norauto recomiendan hacerlo con frecuencia para tener la rueda de repuesto preparada ante este tipo de imprevistos.

Hay que tener en cuenta que si se trata de una rueda de emergencia (“galleta”), hay que usarla sólo hasta que se cambie la rueda por una nueva o se repare la anterior. En este caso, la velocidad máxima no puede sobrepasar los 80 km/h.

Por último, se recomienda llevar la rueda pinchada al taller para valorar su reparación o sustitución (en caso de que sea necesario) y dejar el coche perfectamente preparado para seguir circulando en carretera con seguridad.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.