Balizamiento antiniebla "inteligente"

  • Published in

El primer tramo experimental (500 metros) con balizamiento “inteligente” antiniebla diseñado por la DGT se ha puesto en marcha. El tramo escogido se encuentra en la provincia de Lugo, en la autovía A-8, la Autovía del Cantábrico, entre Mondoñedo y Abadín, en el Alto Fiouco. De modo experimental, y pionero en Europa, se ha diseñado un balizamiento antiniebla que busca ayudar al conductor a conducir en situaciones de niebla densa con visibilidad entre 30 y 40 metros. Este sistema garantiza que los conductores puedan circular con seguridad con esa densidad de niebla.

El sistema consiste en distribuir parejas de balizas luminosas específicas (una en la mediana y otra en el borde), colocadas cada 50 metros a lo largo de la carretera, dividiéndola en cantones, al estilo de la señalización ferroviaria.

Las balizas disponen de una luz ámbar fija que guía al conductor permanentemente y otra luz roja que sólo se activa cuando se detecta el paso de un vehículo. Los vehículos, según van avanzando, se encontrarán luces rojas encendidas cuando en los siguientes 50 metros haya un vehículo circulando por delante de él. Las balizas tratan, de algún modo, de anticipar al conductor la percepción de la luz antiniebla trasera del vehículo que le precede.

De este modo, los conductores están avisados de que deben moderar la velocidad y extremar la precaución, y se garantiza, así, una circulación segura bajo unas condiciones meteorológicas excepcionales.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.