La ITV presenta novedades a partir del lunes

  • Published in

A partir del próximo lunes, la ITV será “más independiente, exigente y completa” que la que había hasta ahora, según la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV). Para los conductores, una de las claves de la nueva ITV será el uso de herramientas de lectura del sistema de diagnóstico a bordo (OBD). El sistema OBD va dirigido a detectar fraudes o modificaciones en los sistemas de gestión para modificar las prestaciones del vehículo de manera consciente y a expensas de las emisiones contaminantes, según fuentes de la citada entidad. 

Esta prueba se realizará de forma complementaria al test de emisiones reales del tubo de escape, para la que “no se introducen nuevos límites de emisiones ni se controlarán nuevos gases nocivos”, ha puntualizado la patronal AECA-ITV.

Otra de las principales diferencias es que la nueva ITV “aporta más flexibilidad” al usuario, al permitirle escoger en que estación de ITV pasar la segunda inspección en caso de ser rechazado en la primera, cosa que hasta ahora había que hacer en el mismo centro, según la Asociación.

Otro cambio es la posibilidad de pasar la inspección con 30 días de antelación sin tener que modificar la fecha de la siguiente, por lo que la ITV podría tener una validez máxima de hasta un año y un mes.

Por otra parte, se refuerzan los procedimientos de formación de los inspectores, a los que se les exigirá una actualización cada tres años (presencial o por internet) y titulaciones de técnico superior en automoción o de electromecánica de vehículos automóviles o equivalentes, entre otros requisitos.

Esta nueva normativa sobre la ITV entrará en vigor el mismo día en toda la Unión Europea (UE) y unifica los dos Reales Decretos que hasta ahora regulaban la inspección técnica de vehículos, el 2042/1994 y el 224/2008.

Así, se admitirá también la ITV realizada en otro estado miembro de la UE cuando se solicite su matriculación en España.

Para pasar favorablemente la inspección conviene revisar previamente varios elementos:

- La carrocería, espejos retrovisores, limpiaparabrisas, lunas o placas de matrícula, la documentación y el número de bastidor.

- Los cinturones de seguridad.

- Estado del alumbrado y la señalización: luces de posición, de largo y corto alcance, de freno, intermitentes, antiniebla, marcha atrás…

- Buen estado de los sistemas de dirección, la suspensión del vehículo, del motor, el catalizador y el circuito de frenos.

- Estado de los neumáticos (el dibujo correcto y el buen funcionamiento de los ejes).

La revisión se debe realizar a partir de los cuatro años desde la matriculación del vehículo; de los cuatro a los diez años de antigüedad se debe realizar cada dos años; y cuando el vehículo tenga más de diez años, debe pasar la ITV cada año.

Sin embargo, si el coche ha sufrido desperfectos notables en un accidente o cuenta con modificaciones que hayan hecho varias la tarjeta ITV, debe someterse a la revisión aunque no se haya cumplido el plazo de los 4 años.

Si se tiene un defecto leve, se puede seguir circulando pero se debe subsanar el problema, mientras que si el coche tiene defectos graves, deben ser arreglados y volver a pasar la ITV en el plazo de 2 meses.

Si los defectos son muy graves, no podrá seguir circulando y el coche deberá ser trasladado en grúa para posteriormente volver a pasar la ITV una vez los defectos hayan sido solucionados.

Por último, otra de los novedades afecta a los vehículos de alquiler, que pasan de tener que hacer la revisión cada dos años a tener que hacerla cada cuatro.





                                                             

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.