Peugeot 208 CMP HDI

  • Published in

En septiembre de 2012 probábamos el Peugeot 208 HDI, un automóvil del que guardamos buen recuerdo por la apuesta global formulada por el fabricante francés.

Recientemente probamos el mismo producto pero en esta ocasión y en vez del cambio manual convencional que llevaba aquella unidad de pruebas que nos gustó, y mucho, incorporaba el cambio pilotado CMP que no nos gustó nada. ¿Por qué? A la hora de aparcar, el coche dirige a uno y no al revés como debería de ser. A la hora de adelantar, el coche cambia cuando quiere, no cuando lo desea el conductor que es quien debe mandar siempre sobre la máquina.

Con este tipo de cambio no dominamos ni la motricidad, ni la marcha que queremos llevar y, además, pega tirones "a la baja" entre una marcha y otra, resultando unas transiciones delicadas a la hora de adelantar en carreteras convencionales de doble sentido. No entendemos que se ha hecho ni que se ha pretendido, pero el resultado es negativo.

En cuanto a su diseño, la puesta en escena del Peugeot 208 no es su punto fuerte. El interior, por contra, es amplio, con buenas terminaciones y una instrumentación completa y bien distribuida. En materia de seguridad, el Peugeot 208 HDI cuenta con seis airbags, ESP y ABS.

El equipamiento depende del pack elegido: Access, Active y Allure. El nivel básico cuenta con asiento de conductor ajustable en altura, elevalunas eléctricos delanteros, ordenador, indicador de cambio de marcha, llantas de 15” con tapacubos y dirección asistida eléctrica.

Con el nivel Active se añade aire acondicionado, regulador/limitador de velocidad, radio con seis altavoces, USB, Bluetooth y mandos en volante y por encima está el nivel Allure con asientos delanteros específicos, cromados exteriores, faros elípticos especiales, luces diurnas LED, volante de cuero ajustable en altura y profundidad, llantas de 16”, paquete visibilidad, faros antiniebla, pantalla a color integrada o retrovisores del color de la carrocería.

Al volante, lo más destacable es su bajo consumo. La versión probada, de 68 CV, nos consumió menos de seis litros a los 100, pese a su errático cambio. Por lo demás, nos pareció un automóvil muy equilibrado en el que todos los componentes dinámicos funcionan a plena satisfacción del conductor. La dirección está muy bien servoasistida, la frenada es eficiente, las suspensiones acompasan bien comodidad y seguridad, mientras que el motor tiene una actitud solvente en condiciones normales y está pensado para que el ahorro sea la prioridad absoluta. Tiene buenas prestaciones y una correcta recuperación.

Como resumen, destacar que el Peugeot 208 CMP HDI es un automóvil con una excelente mecánica y un cambio notoriamente mejorable. Nos quedamos con su comportamiento, la economía de uso y un equipamiento razonablemente completo en función del precio, que nos parece excesivo respecto a sus competidores más directos.

Y ya que hablamos del precio señalar que el Peugeot 208 CMP HDI 1.4 cuesta 16.940 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.