Renault Megane DCi 110 CV

  • Published in

Gracias a la cortesía del fabricante de ceder al probador una unidad durante un período más largo de lo habitual por estar en período estival la prueba realizada al Renault Megane DCi de 110 CV ha sido una de las más completas que recordamos. ¿Balance? Un automóvil plenamente recomendable por su excelente relación calidad-precio. Su liderazgo en ventas no es casualidad. Vayamos por partes. Su diseño, atractivo, destaca por un frontal con el rombo presidiendo la calandra. El paragolpes, rejillas, faros elípticos y las luces diurnas de LED destacan dentro de un conjunto exterior armonioso. La trasera rezuma deportividad.

El interor destaca por un habitáculo amplio y cómodo, tanto en las plazas delanteras como en las traseras con buenos ajustes y muy baja rumorosidad. El gran velocímetro digital preside el cuadro de instrumentos acompañado por un cuentarrevoluciones analógico. El maletero cuenta con 372 litros de capacidad, con la opción de abatir los asientos, lo que amplía el volumen de carga.

Al hablar del equipamiento señalar que cuenta de serie con luces diurnas de LED, climatizador bizona, luces y limpiaparabrisas automáticos, llantas, radio CD con mp3, Bluetooth, control y regulador de velocidad y control de aparcamiento trasero, paquetes R-Link con pantalla táctil, navegador TomTom y reconocimiento por voz, además de tarjeta de arranque manos libres, freno de mano por botón y asistente de ayuda en pendiente. El R-Link nos indica si somos eficientes o no en la conducción con un sistema de luces de colores que van del verde (conducción económica) al anaranjado-rojo si le estamos dando más de la cuenta al pedal de la derecha.

El motor de la unidad de pruebas era el más demandado por el público y el más recomendale por relación consumo/prestaciones: el diésel 1.5 dCi de 110 CV. Es un propulsor silencioso en marcha y rutero infatigables. Su mejor rendimiento se obtiena a partir de las 2.000 rpm. Nuestro protagonista estival contaba con una caja de cambios manual de seis velocidades de un manejo, accionamiento y escalonamiento impecables, ideal para viajar a una buena velocidad de crucero con la mecánica desahogada y consumos parcos a más no poder. Rapidez y economía a partes iguales. En nuestra prueba, muy heterogénea por la tipología de los recorridos realizados y los ritmos cambiantes de conducción logramos bajar de los 5 litros de media, lo que está muy bien.

Al volante es un coche muy agradable de conducir. La nobleza de comportamiento y el buen trabajo sobre todos los apartados mecánicos hace del viaje un recorrido plecentero. La dirección es precisa, la frenada y el cambio sobresalientes y las suspensiones eficaces al máximo para dotar al conjunto de comodidad y seguridad.

Como resumen de nuestras impresiones al volante del Renault Megane DCi 110 CV señalar que es uno de los tres mejores coches que hemos probado en la última década si nos basamos en parámetros como la economía de conjunto, las prestaciones, los consumos, la seguridad, la habitabilidad e incluso el diseño, muy logrado en la berlina y casi a la altura del obtenido en la versión coupé. Devora los kilómetros con una facilidad pasmosa, en silencio y de manera cómoda. Ya lo decíamos al inicio: un coche absolutamente recomendable. El precio de la unidad probada es de 20.100 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.