Renault Megane dCi 110 CV EDC

  • Published in

Estamos ante la cuarta generación de un modelo que ha batido récords a lo largo de sus 20 años de existencia. Hablamos del Renault Megane cuya versión dCi 110 CV EDC tuvimos recientemente la oportunidad de probar. Su producción industrial siempre ha estado íntimamente ligada a España, con montaje en Palencia. En el frontal destaca la tecnología led con guía de luz con efecto 3D. En la zaga las luces están permanentemente encendidas y dibujan una firma horizontal que recorre prácticamente toda la parte trasera.

El interior está concebido en torno al conductor. Se hace eco de una luminosidad distintiva asociada a modos de conducción. El especial cuidado de los acabados se observa en el salpicadero, en la parte superior de los paneles de puerta, en los reposabrazos o en el volante de piel Nappa. Los asientos se han beneficiado de un trabajo de precisión. Esculpidos y envolventes, ofrecen un gran confort y sujeción gracias, sobre todo, a su espuma de doble densidad. Los materiales empleados para los asientos están inspirados en el universo de la marroquinería y del mueble y son cálidos y modernos.

La gama Megane se estructura en torno a 4 niveles de equipamiento: Life, Intens, Zen y Bose. Por añadidura, se ofrece una gama especialmente deportiva, compuesta por las versiones GT-Line y GT. Cuenta con regulador de velocidad adaptativo, frenada de emergencia asistida; alertas por cambio involuntario de carril, de distancia de seguridad (SDW) y de exceso de velocidad con reconocimiento de señales de tráfico, detector de ángulo muerto, cámara de visión trasera macha atrás, conmutación automática de las luces de carretera y de cruce, ayuda al aparcamiento delantera, lateral y trasera y ayuda al aparcamiento manos libres).

La oferta de motores de la actual gama Mégane está compuesta por tres diesel, dCi 90, dCi 110 y dCi 130 y otros tantos de gasolina, TCe 100, TCe 130 y TCe 205. Todos son de cuatro cilindros, están turboalimentados y tienen la función Stop/Start. La tracción es siempre en las ruedas delanteras. La caja de cambios de serie es manual de seis velocidades, excepto en el TCe 205, que es automática de doble embrague con siete relaciones (EDC). Para la versión dCi 110 y la TCe 130 hay disponible una variante del cambio EDC con seis relaciones.

Al volante, el placer de conducción es protagonista en el nuevo Mégane a través de su oferta de conectividad, gracias al sistema R-Link 2 y su tablet vertical de  8,7 pulgadas. Asimismo, destaca por la posibilidad de personalizar la forma de conducir, mediante la tecnología Multi-Sense. La seguridad sigue siendo, igualmente, un elemento esencial, en virtud de las últimas innovaciones en materia de ayuda a la conducción, todas ellas utilizables de manera muy intuitiva, en particular la visualización "Head up Display" retráctil en color. Con un buen chasis, nuestra unidad de pruebas mostraba aplomo en carretera con una seguridad activa notable gracias al buen trabajo realizado sobre dirección, frenos, suspensiones y cambio. El propulsor resulta muy interesante en el compromiso prestaciones-economía.

Como resumen, señalar que el Renault Megane dCi 110 CV EDC es un automóvil plenamente recomendable por el excelente compromiso conseguido por el fabricante ante sus potenciales clientes en materias como el equipamiento, la seguridad activa, las prestaciones y el precio. La versión probada que se desenvuelve excelentemente en todo tipo de necesidades, tanto urbanas como extraurbanas. Además tiene una puesta en escena, un habitáculo y unas aptitudes dinámicas propias del segmento premium. El precio del producto es de 23.500 euros

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.