Mercedes GLC Coupé 220 d 4Matic

  • Published in

El Mercedes GLC Coupé es uno de los SUV medianos del fabricante alemán. Presenta una longitud exterior de 4,73 metros, una altura de 1,60 metros y una batalla de 2,87 metros. Es decir, es casi ocho centímetros más largo y unos cuatro centímetros más bajo que el GLC, con el que comparte la arquitectura básica. La singularidad del GLC Coupé resulta de la parrilla de efecto diamante típicamente coupé, con una sola lama, y del nuevo techo de trazado descendente. También llaman la atención el voladizo corto y la protección de los bajos, esta última como alusión al espíritu SUV. Hemos probado la versión 220d 4Matic.

El habitáculo de nuevo diseño se articula en torno al tablero de instrumentos y la consola central de rasgos fluidos. El cuerpo central de la consola, de una sola pieza, describe una elegante línea ondulada desde los difusores centrales hasta el apoyabrazos, por debajo de la pantalla multimedia parcialmente integrada. Las líneas nítidas crean un ambiente diáfano y transmiten una sensación inconfundible de modernidad y purismo. El innovador panel táctil en el apoyo para la mano por encima del controlador se integra de forma ergonómica en la consola central. En comparación con el modelo anterior ha aumentado notablemente el espacio disponible para los ocupantes, tanto en las plazas delanteras como en las traseras.

En materia tecnológica y de seguridad cabe destacar el tren de rodaje deportivo de serie con una dirección deportiva más directa, el sistema Dynamic Select con cinco programas de conducción: Eco, Confort, Sport, Sport+ e Individual y la cadena cinemática con tracción integral permanente 4Matic y cambio automático de nueve velocidades 9G-Tronic. Se ofrecen todos los sistemas de asistencia a la conducción ya vistos en las Clases C, E y S y que, conectados entre sí en el concepto Intelligent Drive, fusionan los datos de diferentes sensores haciendo la conducción aún más segura y confortable. De serie se incluyen el asistente de colisión, el de viento lateral, la conexión automática de las luces, la servodirección inteligente, la detección de peatones, el asistente para cruces, control activo de ángulo muerto y el detector activo de cambio de carril.

El GLC Coupé está disponible en un total de ocho variantes. Se puede elegir entre cuatro motores diésel y cuatro de gasolina, entre ellos un híbrido enchufable, el GLC 350 e 4Matic Coupé, y un modelo de altas prestaciones de Mercedes-AMG. Las variantes básicas son los modelos diésel de cuatro cilindros GLC 220 d y GLC 250 d 4Matic Coupé con una escala de potencia de 170 CV a 204 CV y el motor de gasolina de cuatro cilindros GLC 250 4Matic Coupé con 211 CV. La mayoría dispone de tracción integral 4Matic. Con excepción del modelo híbrido enchufable, todos los GLC Coupé equipan el cambio automático de nueve velocidades 9G-Tronic. La transmisión del GLC 350 e 4Matic Coupé corre a cargo del cambio 7G-Tronic Plus, optimizado expresamente para las particularidades de la operación híbrida.

Al volante, el Mercedes GLC Coupe 220d 4Matic destaca por el binomio prestaciones-eficiencia, con consumos en el entorno de 5 l./100 para un vehículo que alcanza los 210 kms/h gracias a su propulsor de cuatro cilindros y 2.143cc que eroga 170 CV. En conducción off road "normal" el vehículo selecciona un reglaje básico especialmente suave para optimizar el contacto de las ruedas con la calzada y, por tanto, la capacidad todoterreno. Si la cosa se complica, la altura sobre el suelo puede ascender hasta 227 milímetros con cinco programas de conducción: suelo resbaladizo, offroad, pendiente, balanceo para liberar el vehículo y remolque. Además, mediante un sensor de radar instalado en el paragolpes trasero detecta el peligro de colisión por alcance, activa los intermitentes de emergencia con una frecuencia especialmente alta para advertir a los vehículos que circulan detrás e inicia de forma preventiva una serie de medidas de protección de los ocupantes. Un producto seguro, cómodo, eficiente, polivalente y práctico.

En resumen, el Mercedes GLC Coupe 220d 4Matic convence en todas las situaciones de conducción con el excelente nivel de seguridad propio de la marca, los más avanzados sistemas de asistencia y elevada eficiencia energética. El consumo de combustible se reduce en hasta un 19% en comparación con el modelo antecesor. Al mismo tiempo, destaca por la suspensión neumática multicámara, el programa ampliado de control de dinamismo y la tracción integral permanente. Todo ello incrementa no sólo el confort de marcha, sino también la agilidad y la deportividad en cualquier tipo de terreno. Un producto sobresaliente y que se encuentra a la cabeza de su segmento por la tecnología implementada. El precio del Mercedes GLC Coupe 220d es de 52.500 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.