Fiat Panda 1.2 Lounge

  • Published in

Personas y cosas no son comparables. Aquellas tienen cualidades como la simpatía o la antipatía y éstas no. Pues bien: el Fiat Panda es de esos coches que te arranca una sonrisa desde el primer momento por su puesta en escena y sus características generales de atípico coche urbano. Y decimos atípico porque su diseño es diferente y original, nada efectista pero con personalidad.

Al volante estamos ante un automóvil muy cómodo, con un excelente habitáculo en el que caben cuatro adultos sin estrecheces y con un maletero correcto. Tuvimos la oportunidad de probar la versión con el propulsor de 1.2 cc y 69 CV, que destaca por su consumo contenido, aceptables prestaciones y un sonido muy agradable. Elástico y con unos desarrollos largos permitía sin problemas la circulación con marchas largas para mejor economía de uso.

La frenada es suficiente, el cambio está bien escalonado y es rápido, la dirección muy suave (demasiado) por su servoasistencia y las suspensiones correctas para acompasar comodidad y seguridad. Accionando el botón de ayuda al aparcamiento se realiza la maniobra con suma suavidad. La ciudad es su hábitat natural y en carretera se defiende bastante bien si se le exige alto rendimiento.

Tecnológicamente hablando el nuevo Panda cuenta con el sistema Start&Stop, disponible en los motores TwinAir y MultiJet, que controla el apagado temporal y el arranque automático del motor al detenerse en los semáforos, en los atascos y al parar, para ahorrar combustible (hasta un 15% menos en el ciclo urbano) y reducir las emisiones de CO2.
También dispone del Gear Shift Indicator, un dispositivo que sugiere el mejor momento para cambiar de marcha y optimizar el consumo de combustible y del sistema Eco:Drive que reconoce el estilo de conducción y da consejos personalizados para mejorar los consumos y reducir las emisiones.

En materia de seguridad, el nuevo Panda dispone, desde el equipamiento Pop, de 4 airbags (conductor, pasajero y airbags laterales para proteger la cabeza) y reposacabezas con función antilatigazo. Además, gracias a la adopción de la última evolución de la plataforma “mini”, se revela más preciso y seguro en cualquier condición de marcha.

Como resumen de nuestras impresiones al volante del Fiat Panda señalar que estamos ante una interesante opción de vehículo urbano por precio, capacidad y mantenimiento.

Sus cualidades ruteras no desmerecen de las ciudadanas y es muy práctico por encima de cualquier otra consideración. Digna evolución de una saga que cuenta con el respeto de muchos como modelo robusto, versátil y económico.

La gama Fiat Panda puede adquirirse a partir de los 7.700 euros.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.