Audi S5 Cabrio

  • Published in

Lúdico, potente y sofisticado. Son las tres características que mejor definen al Audi S5 Cabrio que probamos recientemente. Su conducción es la propia de un coche deportivo, con un motor potente.

Su frontal, de nuevo diseño, marca el punto de partida: una silueta alargada presidida por los impactantes faros de xenón con la nueva franja de luces LED de marcha diurna. La trasera es menos llamativa, aunque también atractiva, gracias a los tubos de escape ovalados dobles, mientras que la capota de tela acústica de serie completa la silueta aerodinámica del Audi S5 Cabrio.

El interior, con un habitáculo de dimensiones correctas en las plazas delanteras y discretas en las traseras, combina asientos de cuero Alcantara, volante deportivo multifunción con un diseño de 3 radios y levas de cambio en aluminio, además del panel de mandos especial S. El maletero tiene 320 litros de capacidad.

Al hablar de equipamiento cabe destacar como opción el sistema Navigation plus para el uso sencillo de los dispositivos de información y entretenimiento, junto con los servicios Audi Connect y el teléfono para coche opcional con Bluetooth online, lo que permite albergar funciones de comunicación y navegación como búsquedas con Google Earth o Google Point Of Interest (POI).

En materia de seguridad cuenta con los últimos sistemas de ayuda a la conducción como el avisador de cambio de carril involuntario, el controlador de velocidad activo que actúa sobre los frenos, y un detector del cansancio del conductor que valora la conducta al volante y recomienda parar en determinados momentos.

El motor es lo más relevante del Audi S5 Cabrio. Se trata del 3.0 TFSI V6 con 6 cilindros turboalimentados que liberan 333 CV de potencia. Utiliza un innovador sistema de sobrealimentación accionado mecánicamente con un intercooler. Este sistema recibe la ayuda del sistema start-stop, que desconecta el motor automáticamente en diferentes situaciones en las que el vehículo no está en marcha, y que lo conecta de nuevo cuando se libera el pedal del freno.

El Audi S5 Cabrio está disponible exclusivamente con la transmisión S tronic de 7 velocidades, doble embrague y tracción permanente a las cuatro ruedas. Este propulsor destaca por su par y la agilidad, con muy buenas cifras de recuperación. El consumo es razonable en función del potencial del vehículo con 8,5 litros a los 100, mientras que las emisiones de dióxido de carbono son de 199 grs/km.

Al volante y teniendo en cuenta el potencial del vehículo, estamos ante un ejercicio equilibrado. Desde la tracción integral, a los cambios de marchas fulgurantes (si se desea) para sacar el máximo rendimiento a la mecánica, pasando por la frenada, muy solvente, y un sistema de suspensiones más duro de lo habitual en el fabricante germano (lo que se agradece en carreteras sinuosas), todo funciona a plena satisfacción para que la conducción sea tan eficaz como segura, al tiempo que placentera.

En resumen, un automóvil con personalidad, que tiene junto a la eficacia mecánica una innegable vertiente lúdica si se descapota que es al fin y al cabo su estado natural, lo que puede hacerse sin mayores problemas por estos lares en los que el invierno apenas dice “aquí estoy yo” a lo largo del año.

El precio del vehículo es consecuencia del aura de exclusividad que emana, 73.360 euros. Palabras mayores.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.