Opel Cabrio 1.6 Turbo

  • Published in

Con el Cabrio, Opel vuelve al segmento de descapotables de tamaño medio con una imagen muy atractiva, con personalidad y tecnología de vanguardia. La versión evoca a sus ancestros de los años 50 y 60. El nuevo descapotable de la firma germana es un 2+2 de silueta alargada, capota de calidad y trasera imponente. No es un coche pequeño pues mide casi 4,7 metros de largo con una anchura de 1.84 metros excluyendo espejos. La capacidad del maletero queda hipotecada por el espacio que necesita el mecanismo de la capota para su activación.

Se comercializa en diez colores exteriores que pueden combinarse con tres colores de la capota. Las llantas están disponibles en nueve diferentes diseños y tamaños de 17 a 20 pulgadas.

En el interior, el Cabrio ofrece cuatro opciones de equipamiento y tapicerías elegantes, incluyendo dos variantes de cuero de alta calidad y un grado extraordinario de elegancia. Los propietarios del Cabrio pueden elegir entre tres sistemas de info-entretenimiento opcionales y sistemas de navegación que pueden combinarse con la Difusión de Audio Digital (DAB+) y pueden integrar las funciones de teléfono móvil. El habitáculo presenta unas medidas óptimas en las plazas delanteras y razonables en las traseras.

El Opel Cabrio integra múltiples elementos de seguridad gracias a la implementación de diversos asistentes de conducción, de protección y de confort como el chasis adaptativo FlexRide, la segunda generación de cámara frontal Opel Eye con muchas nuevas funciones y el asiento ergonómico premium certificado AGR para el conductor y el acompañante. También están disponibles opcionalmente más extras de confort, incluyendo el ajuste electrónico del asiento y ventilación, un volante climatizado y un calefactor auxiliar eléctrico que puede ser activado por control remoto.

El Cabrio llega con una línea de grupos propulsores amplia y eficiente. En cuanto a los de gasolina, junto a la unidad de 1.4 litros Turbo de 140 CV está disponible el motor construido completamente nuevo de 170 CV SIDI de 1.6 litros Turbo con inyección directa que es el que incorporaba la unidad de pruebas cedida por el fabricante. El propulsor es silencioso, enérgico y ágil. Pródigo en prestaciones obtuvimos unos consumos razonables para el potencial de la versión. En diesel la variante es la 2.0 CDTI Ecoflex de 165 CV.

Al volante estamos ante un vehículo lúdico y eficaz. Lúdico porque los descapotables coadyuvan a una conducción tranquila, placentera y de disfrute por encima de cualquier otra consideración. Eficaz proque mecánicamente estamos ante un automóvil en el que todo cumple su cometido con buena nota. La dirección es suave y precisa, la frenada notable, las suspensiones tiene un buen taraje para acompasar comodidad y seguridad y el cambio, manual de seis marchas, es excelente para sacar todo el partido al propulsor, optimizando además su consumo.

Como resumen de nuestras impresiones del Opel Cabrio señalar que es un vehículo para disfrutar. Los descapotables no son versiones de grandes producciones ni ventas pero que levante la mano quien no haya pensado en alguna ocasión en adquirir uno para pegarse un autohomenaje. En el caso que nos ocupa estamos ante un producto con personalidad, estéticamente muy atractivo, tecnológicamente muy avanzado y que en conjunto satisface plenamente al conductor a los pocos minutos de haberse puesto en marcha con él. Su precio es de 26.900 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.