Volkswagen Tiguan 2.0 TDI 140 CV DSG

  • Published in

La prueba de la semana corresponde al Volkswagen Tiguan 2.0 TDI de 140 CV con cambio DSG. Estamos ante un todocamino que lleva seis años en el mercado y que está siendo actualizado de manera permanente. Recibió una reestilización en 2011. El cambio de 7 marchas en combinación con el motor turbo diesel es una interesante opción como veremos más adelente. El exterior está muy logrado, sobre todo el frontal, con empaque y personalidad. Tiene imagen de marca y el conjunto resulta atractivo.

El interior es funcional y presenta buenas medidas, con diversos compartimentos portaobjetos bien distribuidos. Hay calidad en las terminaciones, con unos pulsadores del volante bastante prácticos. La tapicería de cuero es opcional, junto con el ajuste eléctrico del asiento del conductor. Las plazas traseras van montadas sobre guías que permiten desplazarlas longitudinalmente para aumentar el volumen del maletero.

Hay cuatro niveles de equipamiento: «T1», «Country», «Sport» y «R-Line». Desde enero de 2013 están disponibles las versiones «R-Line» con paragolpes personalizados, llantas de 19 pulgadas, asientos deportivos y otros elementos adicionales. Además, tiene suspensión deportiva. El Tiguan cuenta con elementos de equipamiento como un detector de fatiga del conductor, un sistema de iluminación adaptativa con cambio automático de luces cortas a largas y un asistente de mantenimiento de carril. También puede llevar un dispositivo de reconocimiento de señales de tráfico y el sistema XDS, una función del control de estabilidad que simula la acción de un diferencial delantero autoblocante.

La gama Tiguan está disponible con tres motores diesel de 110, 140 y 177 CV y tres de gasolina de 160, 180 y 211 CV. Todos los propulsores tienen inyección directa, sobrealimentación y pueden combinarse con un cambio automático DSG de siete velocidades que es el que incorporaba la unidad de pruebas de 140 CV que fue la testada.

Al volante, el Volkswagen Tiguan es un vehículo que transmite varios conceptos al poco de hacernos con él: es cómodo por un interior bien concebido, seguro porque las suspensiones están bien planteadas, económico porque en la versión probada observamos unos consumos bastante contenidos (por debajo de los 7 litros a los 100 en recorrido mixto ciudad-carretera) y ágil por la óptima combinación de una mecánica solvente y contrastada con un cambio automático de doble embrague notable en cuanto a su utilización para sacarle el máximo partido al motor. El equipamiento de serie es interesante.

En resumen, un todocamino o SUV convincente y pensado para quienes quieren un vehículo válido para los siete días de la semana, en ciudad o en carretera, en vías secundarias o rápidas, en asfalto o en el campo, con las cautelas en este último caso de que no estamos ante un 4x4 puro en las versiones 4Motion de tracción total. La versión probada, de motricidad delantera, nos gustó por prestaciones, consumos, terminaciones, equipamiento y seguridad activa. La gama Tiguan puede ser adquirida a partir de 23.800 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.