Mitsubishi Outlander PHEV

  • Published in

El Mitsubishi Outlander PHEV es un todocamino híbrido enchufable que se ha puesto al día con cambios con nuevos paragolpes, faros y parrilla y en el interior, donde aparece una nueva consola central rediseñada. Estéticamente destacan el cromado de la parrilla y la parte inferior de las puertas, el paragolpes trasero y los pasos de rueda pintados en el color de la carrocería, además de las llantas específicas. En el PHEV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle) el motor no suena cuando cobra vida, el selector del cambio tiene unos recorridos diferentes a los de cualquier otro modelo y encontramos sendos botones relativos a la carga y el ahorro de energía.

El habitáculo es amplio y confortable. Estamos ante una de las mejores propuestas en su categoría para todos aquellos que busquen buenas dosis de habitabilidad, sobre todo en la segunda fila de asientos. El maletero tampoco se queda escaso con sus casi 500 litros. El aislamiento acústico está muy logrado. El interior también se ha modificado con un nuevo diseño de volante que llama la atención y que combina muy bien con las renovadas superficies de los asientos con múltiples regulaciones.

Los híbridos enchufables son vehículos peculiares, distintos. Tecnológicamente, el nuevo Mitsubishi Outlander se coloca a la vanguardia gracias al equipamiento de seguridad incorporado que incluye elementos como el de mitigación de colisión frontal, advertencia de cambio de carril involuntario, control de velocidad adaptativo o ayuda de arranque en pendiente, entre otras aportaciones tecnológicas.

El Outlander PHEV se mueve gracias a un motor de 4 cilindros y dos litros, que entrega 121 CV al que se suman otros dos motores eléctricos de 82 CV. El resultado es un sistema mixto que proporciona una potencia conjunta de 203 CV. La transmisión queda en manos de un cambio automático. El consumo oficial es muy bajo (1,8 litros /100 km). La realidad es otra. En ciudad se le saca partido a la parte híbrida, lo que supone un gran ahorro, pero fuera del entorno urbano los consumos en vías rápidas están en el entorno de los 10 litros.

Al volante casi todo son ventajas y todas ellas derivadas de su alma eléctrica. Las baterías tienen una autonomía teórica de 52 km, lo que permite moverse en ciudad en modo puramente eléctrico para hacer recorridos cotidianos sin necesidad de gastar una sola gota de carburante. El silencio de marcha es un placer absoluto. Además, su aceleración, entrega de par, transiciones de una marcha a otra y rendimiento están optimizados. Dirección y frenos cumplen su cometido con eficacia.

El Mitsubishi Outlander PHEV puede ser una gran opción para entrar en el mundo de los SUV híbridos. Es amplio y práctico y en ciudad aporta muchas ventajas. Aunque el campo no es su terreno natural estamos ante un vehículo que se defiende bien en zonas fuera de carretera de dificultad media. En vías convencionales el vehículo devora los kilómetros con suma facilidad. Representa el nuevo lenguaje de diseño de la firma nipona, que le aporta una estética poderosa, dinámica y refinada, combinada con los estándares más altos de fiabilidad y seguridad. Un producto polivalente, con personalidad, muy bien terminado y tecnológicamente competitivo. Su precio es de 35.000 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.